Ser parte de la iglesia

Para ser parte de nuestra comunidad religiosa, puedes ponerte en contacto con tu capellanía más cercana o enviarnos un mensaje. El proceso es simple: registras tus datos de contacto y hacemos una entrevista para conocerte y confirmar que tienes toda la información que necesitas para afiliarte a nuestra institución.

En este artículo encontrarás todos los detalles que necesitas saber.


Ser satanista y pertenecer a una comunidad religiosa

Lo más importante es saber la diferencia entre ser considerada o considerado satanista, y participar activamente de una comunidad religiosa organizada. Si solo deseas validar tu identidad como satanista, ya lo hiciste; solamente tú puedes determinar quién eres y en qué crees. Y en esto nuestra iglesia respeta y enaltece el principio de autodeterminación: si te consideras satanista, nosotros también.

Por otro lado, si lo que buscas es también una reafirmación formal, desde una institución y con la participación de tus pares, y participar de una comunidad de personas afines, quizás lo que buscas sí es ser parte de la Iglesia Satanista.

Qué implica ser parte de la Iglesia Satanista

Ser parte de nuestra comunidad significa que, además de ser reconocida o reconocido formalmente como un adepto o adepta, tienes intenciones de participar activamente en las actividades de la iglesia (esto sin importar si es todos los días o una vez al año).

Además, y lo más importante, ser parte significa que adhieres a los principios fundamentales de nuestra iglesia, y a sus valores y objetivos. Todo esto lo puedes conocer explorando la sección de información de nuestro sitio web, o conversando con tu capellana o capellán más cercano. Te sugerimos enviar un email a informacion@iglesiasatanista.org, indicando de dónde eres, y podremos conversar y aclarar todas las preguntas que puedas tener.

Si quieres saber más acerca de qué significa ser una persona satanista, revisa este artículo: ¿Qué es ser satanista?

Denominaciones dentro de la iglesia

Las personas que son formalmente parte de la comunidad religiosa de la Iglesia Satanistas, son consideradas adeptas y adeptos (independiente de si se tiene o no un cargo, o el nivel del mismo). Hay quienes deciden voluntariamente tomar responsabilidades mayores, como las capellanas y capellanes, y son consideradas sacerdotisas y sacerdotes. Hay también algunos roles centrales con sus propias denominaciones, pero siguen siendo adeptas y adeptos, que además son sacerdotes y sacerdotisas.


Si quieres ser parte de la Iglesia Satanista y concocer gente afín, solo envía un mensaje usando este formulario, contándonos de dónde eres y conversemos.

¡Ave Satanás!


Publicado por: Ministratura de Comunicaciones